Lipofilling facial

Lipofilling facial

Lipofilling-facial-450x300

tiempoDuración: 1-2 Horas

Hospitalización: Ambulatoria

equipo Anestesia:  Local

calendario Recuperación: 1 semana

El Lipofilling facial consiste en la colocación de injerto graso en el rostro cuando los síntomas de flacidez empiezan aparecer

Con el paso de los años la piel del rostro pierde elasticidad, aparecen las primeras arrugas y el óvalo facial pierde tersura. El lipofilling facial elimina la flacidez ligera y repone volumen sin peligro de rechazo, ya que los tejidos injertados son de la propia persona.

¿Qué nos motiva a realizar un Lipofilling facial?

Recobrar la lozanía, frescura y tersura en el rostro

Restaurar la elasticidad en el rostro

Mejorar la autoestima

Disminuir los signos de envejecimiento

¿Qué es el Lipofilling facial?

 

Lipofilling-facial-

El lipofilling facial es una técnica consistente en extraer grasa sobrante de alguna parte de su cuerpo (abdomen, cintura, muslos, brazos) y usar parte de la misma como relleno natural mediante infiltración en la cara, habitualmente en pómulos, surcos naso genianos y mandíbula, para conseguir restaurar el óvalo facial típico de la juventud.

¿Cómo es la cirugía?

Se puede realizar con fines estéticos, para producir un aumento de volumen o con fines reconstructivos para corregir defectos derivados de un traumatismo o una cirugía previa

La intervención de un lipofilling facial se realiza en quirófano, se utilizan unas cánulas especiales que evitan que las células grasas se destruyan. Normalmente utilizamos como zona donante la región infra umbilical. Esa grasa se centrífuga posteriormente para separar por densidades las células grasas puras de los componentes sanguíneos y los triglicéridos en suspensión. Los pacientes excesivamente delgados o musculados no suelen ser buenos candidatos ya que, además de tener poca grasa bajo la piel, esta se extraerá con dificultad y mucho traumatismo.

La realización de la técnica del lipofilling facial consta de tres pasos: el primero es la obtención de las células grasas del paciente, el segundo el tratamiento especial de dichas células y, finalmente, el injerto de las células grasas en la zona anatómica a tratar. Requiere una pequeña Liposucción para la obtención de grasa.

Finalmente las células son injertadas en la zona a tratar, realizándose una mínima incisión, con la ayuda de pequeñas cánulas diseñadas especialmente para este tipo de procedimientos.

Recomendaciones del Post Operatorio

Hay que tener en cuenta que parte de la grasa re injertada será absorbida por el cuerpo con el tiempo, por lo que se inyecta un exceso para que al término del postoperatorio los resultados sean los deseados. Los resultados ya se aprecian a la semana, pero deberemos esperar unos tres o cuatro meses para evaluar cuál va a ser la durabilidad a largo plazo. Pasados estos periodos, el resultado se puede dar por estable y las variaciones que ocurran desde entonces (envejecimiento, cambios de peso, etc.) determinaran si es necesario o no realizar nuevos tratamientos.

Tras la infiltración la cara se hinchará y habrá unos hematomas, que desaparecerán entre 7 y 15 días en función de la persona. Se recomienda guardar un reposo moderado de dos semanas.

El resultado estético final será una evolución progresiva que va a durar un período de 6 meses – 1 año.

Solicita más información