Cruroplastia

Cruroplastia

Cruroplastia

tiempoDuración: 2 a 3 horas

Hospitalización: 1 a 2 días

equipo Anestesia: General

calendario Recuperación: 3-4  semanas

La Cruroplastia o lifting de muslos recrea unos muslos más firmes y atractivos mediante la eliminación de los tejidos redundantes

La cruroplastia también conocida como lifting de muslos, es una  técnica quirúrgica encaminada a mejorar el aspecto de los muslos mediante la eliminación del exceso de tejido dermograso de la cara interna de los mismos. El objetivo de esta cirugía es conseguir unos muslos firmes, sin laxitudes cutáneas y bien conformadas.

Básicamente se recomienda la realización de un lifting de muslos o cruroplastia en aquellos pacientes que presentan un exceso de piel en la cara interna de los muslos. Así pues, hablamos principalmente de dos tipos de pacientes:

1. Pacientes que han sufrido una pérdida importante de peso y que presentan una incapacidad para retraerse de la piel de la zona de los muslos.

2. Pacientes que se han sometido a una liposucción de muslos, reduciendo el volumen de los muslos, y que quedan con un exceso de piel de la zona.

¿Qué nos motiva a realizar una cruroplastia?

Conseguirás unos muslos más tersos, estilizados y de aspecto más joven

Exceso de piel y grasa en la cara interna de los muslos

Cuando la piel de los muslos da un aspecto de flacidez

Reafirmar y tonificar la piel

Cuando se ha perdido mucho peso

Mejorar la autoestima

Dificultad para caminar

Eliminar la sudoración excesiva

¿Qué es una Cruroplastia?

La cruroplastia o lifting de los muslos es la técnica quirúrgica encaminada a mejorar el contorno de los muslos

Consiste en la extirpación del exceso de tejido localizado en la región interna de los muslos, mediante una incisión longitudinal en el eje interno de los mismos y tracción superior, devolviendo a los muslos un contorno firme y atractivo. 

¿Cómo es la cirugía?

Recuperarás movilidad y confort a la hora de realizar tanto algún deporte como las actividades más cotidianas de la vida diaria.

La cicatriz derivada de la cruroplastia se localiza en la cara interna de las ingles, con extensión a muslos en algunos casos, quedando disimulada en posición neutra del paciente. El tamaño de la incisión será proporcional a la cantidad de piel sobrante.

En algunas ocasiones, la cicatriz se localizará exclusivamente a nivel del pliegue inguinal y glúteo pero en otros casos, se extenderá también por la parte interna del muslo, desde la ingle hacia la rodilla. La extensión de las cicatrices es proporcional a la cantidad de tejido a eliminar. En ocasiones se acompaña de liposucción si se evidencia un acúmulo graso en dicha zona.

Recomendaciones del Post Operatorio

Generalmente, al día siguiente a la intervención podrás irte de alta. Se retirarán los drenajes aspirativos puestos en quirófano, se revisará la herida y te irás a casa con una prenda postquirúrgica compresiva. Si bien el postoperatorio del lifting de muslos no es doloroso si podría considerarse incomodo durante los primeros días, debido a la dificultad para caminar y a la presión que ejercen las prendas postoperatorias.

La primera revisión tras la cirugía será a los tres días de la intervención para comprobar tu estado general, valorar el resultado inmediato e indicarte los cuidados a seguir. Se debe guardar reposo por espacio de dos a tres semanas usando el vendaje o faja compresiva, el cumplimiento de las recomendaciones y de los plazos en esta cirugía es recomendable, para evitar problemas posteriores  con las cicatrices,  para que estas evolucionen lo más rápidamente posible. De igual manera La Dra. Fabiano le dará instrucciones  para ducharse y cambiarse los vendajes una vez esté en su domicilio. Deberá evitar movimientos bruscos de las piernas y manejar durante el periodo post operatorio.

Solicita más información