Mamoplastia de reducción

Mamoplastia de reducción

mamoplastia

tiempoDuración: 3-4 Horas

Hospitalización: 1 Día

equipo Anestesia: General

calendario Recuperación: 2-3 Semanas.

La mamoplastia de reducción de pechos es una intervención quirúrgica que tiene como finalidad disminuir el volumen y el peso del seno

La reducción de pecho es la segunda intervención más practicada después de la reparación abdominal. Se puede corregir el tamaño de los pechos en cualquier edad, tanto a las mujeres jóvenes, como llegada la menopausia.

Los pechos con mucho volumen más que un problema estético es un problema físico, el aumento de volumen mamario no solo repercute en la imagen corporal sino que origina una serie de problemas físicos y de falta de confianza que repercuten en la vida de la paciente. En muchos de los casos, esta intervención no se práctica hasta que la mama está totalmente desarrollada, aunque puede practicarse antes, si las mamas están causando serios problemas físicos. Las mejores candidatas son aquellas mujeres que son lo suficientemente maduras psicológicamente para comprender el procedimiento y tienen expectativas realistas acerca de los resultados. La intervención no se aconseja a las mujeres que están dando de mamar a sus hijos.

En la actualidad, no existe un tratamiento médico para tratar la reducción de mamas y sólo con una cirugía plástica puede tratar a las pacientes que sufren de esta molestia física y psíquica.

¿Qué nos motiva a realizar una mamoplastia de reducción?

La mayoría de las veces las pacientes sienten incomodidad con sus mamas llegando a afectar incluso su autoestima y seguridad.

Mejora de autoestima, seguridad y confianza

Eliminar los dolores de espalda , cuello y hombros

Deseo de lucir unos senos más pequeños

Mejorar la postura

Eliminar la irritación debajo de los pechos

Mejorar la respiración

Eliminar el adormecimiento de los pechos por el peso

¿Qué es la mamoplastia de reducción?

cirugia reduccion pechos

La reducción de mamas, técnicamente denominada mamoplastia de reducción es el procedimiento quirúrgico encaminado a reducir las glándula, el tejido graso y la piel que las envuelve, conformando unas mamas más pequeñas, más altas, más tensas y más armonizadas.

También puede reducirse la areola, el tejido oscuro que rodea el pezón. El objetivo es conseguir dar a la mujer un pecho más pequeño y más proporcionado al resto de medidas de su cuerpo.

¿Cómo es la cirugía?

Se extrae el exceso de tejido glandular, grasa y piel y se mueven el pezón y la areola hacia su nueva posición. Se coloca la piel de ambos lados de la mama por abajo y alrededor de la areola, formando el nuevo contorno de la mama. El exceso glandular que se elimina se envía para realizar un análisis sistemático protocolario. Las glándulas de mama restantes se concentran para obtener una forma bien proporcionada, natural y armoniosa de los pechos.

Las areolas a menudo se reducen y se sitúan en el lugar estético. La Doctora procede a levantar la piel del seno y a retirar el exceso. Se coloca un drenaje durante uno o dos días, y un vendaje de compresión moderada, que se retira al día siguiente de la operación de reducción de senos.

Se prescribe un sujetador especial para mantener bien sujetos los apósitos los primeros días (sujetador tipo deportivo) adaptado a la nueva situación que, debe ser utilizado durante varias semanas sobre todo por comodidad.

El porcentaje de éxito es altísimo, pero los resultados de la operación de reducción de pechos son óptimos meses después del procedimiento, es decir que hasta que se resuelve la inflamación, se establece la madurez de la cicatriz y se suaviza el tejido mamario no podemos dar por finalizado el proceso.

Recomendaciones del Post Operatorio

Se le pondrá un vendaje elástico o un sujetador especial por encima de las gasas. Se le colocarán unos tubos pequeños para drenar la sangre y los fluidos durante 1 o 2 días, según los casos. Puede sentir dolor durante los 2 primeros días. Sobre todo si tose, y algunas molestias durante la primera semana. Su cirujano ya le recetará algún medicamento para calmar el dolor. Los vendajes apósitos colocados el día de la cirugía se revisarán unos días después de la intervención, pero deberá seguir llevando el sujetador durante algunas semanas, hasta que la inflamación y los morados desaparezcan. En la primera menstruación después de la cirugía, es posible que le duelan las mamas. También puede ser que pierda un poco de sensibilidad en los pezones y en la piel de la mama, lo cual será causado por la hinchazón que parece después de la intervención. Esto desaparece, normalmente, a partir de las 6 semanas. En algunas pacientes, incluso puede durar hasta 1 año.

Debe mantener reposo absoluto en las siguientes 48 horas para evitar complicaciones como hematomas. Los primeros tres días dormir en una posición inclinada. Evite conducir durante 20 días siguientes a la operación. No debe levantar los brazos en la primera semana.

modelo1

El resultado estético final será una evolución progresiva que va a durar un período de 6 meses – 1 año.

Solicita más información