Braquioplastia

Braquioplastia

braquioplastia

tiempoDuración: 2 a 3 horas

Hospitalización: 1 a 2 días

equipo Anestesia: General

calendario Recuperación: 1-2  semanas

La braquioplastia o lifting de brazos, es una cirugía para tratar la flacidez y el exceso de grasa de la cara interna de los brazos

La Braquioplastia también conocida como cirugía de brazos  o lifting de brazos,  es una cirugía que tiene como objetivo  mejorar el aspecto de las extremidades superiores mediante resección del exceso dermograso de la cara interna de los brazos. Lo que se pretende con esta cirugía es conseguir unos brazos estilizados y armónicos con el cuerpo.

Los candidatos para realizar esta técnica quirúrgica son pacientes que tienen gran flacidez o exceso de piel y grasa en la cara inferior interna de los brazos, lo que generalmente se presenta posterior a cambios importantes de peso a lo largo de la vida, dietas o procedimientos quirúrgicos para el tratamiento de la obesidad o tras una cirugía de bypass gástrico. Con esta cirugía no solo se busca reducir el exceso de piel que sobra, sino en proporcionarle tono, tensado y equilibrio a los relieves corporales.

¿Qué nos motiva a realizar una braquioplastia?

Es una técnica quirúrgica que puede ser realizada tanto en hombres como en mujeres

Exceso de piel y grasa en la cara interna de los brazos

Cuando la piel de los brazos da un aspecto de flacidez

Reafirmar y tonificar la piel

Cuando se ha perdido mucho peso

Mejorar la autoestima

¿Qué es una braquioplastia?

También conocido como el lifting de brazos, elimina  el exceso de piel y de grasa para restaurar la forma, tono, tensado y equilibrio de los brazos

La braquioplastia permite eliminar el exceso de piel y la grasa acumulada en la parte superior de los brazos.

¿Cómo es la cirugía?

En la braquioplastia se realizan incisiones de longitudes y extensión variables en la cara interna del brazo, que incluso pueden llegar o sobrepasar la región axilar, dependiendo del grado de caída de la piel y cantidad de tejido necesario a resecar. En ocasiones es necesario realizar en conjunto una lipoaspiración de la zona, para remover cantidades variables de grasa, facilitando y mejorando los resultados del procedimiento quirúrgico.

Existen dos tipos de braquioplastia dependiendo de la situación del paciente, simple y extensión axilar:

Braquioplastia simple: indicada en paciente jóvenes, cuya laxitud cutánea queda circunscrita solo a la cara interna de brazos. Esta cirugía está indicada en personas que han perdido una gran cantidad de peso y le ha repercutido en la piel de los brazos.

Braquioplastia con extensión axilar: para aquellos de pacientes de más edad, que no solo presentan “brazo en péndulo”, sino que además el exceso de piel se prolonga hacia la zona submamaria y torácica. Esta condición se da en pacientes en edad avanzada que han perdido tono y tensado y buscan recuperar el equilibrio.

Para ambos tipos de cirugía es necesario realizar unas incisiones, lo cual varía de tamaño dependiendo del paciente, las mismas irán mejorando al pasar el tiempo y esto dependerá de los cuidados post operatorios llevados a cabo por la persona.

Recomendaciones del Post Operatorio

La Dra. Lía Fabiano al darte la cita para la intervención, informara de la cirugía, los resultados y de los cuidados postoperatorios

Después de la intervención quirúrgica, se le colocará una venda compresiva en ambos brazos y se le administrarán analgésicos. Al día siguiente esa venda será sustituida por una faja o camiseta elástica, que deberá llevar por un periodo de 15 a 20 días, esto dependerá de la revisión que realice la Dra. Fabiano, ya que dependiendo de la recuperación  ella le indicara si es necesario llevar la camiseta elástica por un periodo de tiempo mayor, o si es necesario complementar los cuidados. El cumplimiento de las recomendaciones y de los plazos en esta cirugía es recomendable, para evitar problemas posteriores  con las cicatrices,  para que estas evolucionen lo más rápidamente posible. De igual manera La Dra. Fabiano le dará instrucciones  para ducharse y cambiarse los vendajes una vez esté en su domicilio. Durante los primeros días deberá evitar ciertas actividades, como conducir, realizar deportes, levantar grandes pesos y evitar la realización de movimientos bruscos.

Solicita más información