Noticias & Novedades

7 mitos y 1 verdad sobre las prótesis de mama

Durante siglos, se ha tratado de realzar o mejorar la apariencia del pecho con dispositivos como corsés o sostenes. La forma y el volumen de las mamas se encuentran estrechamente ligados al sentido de la feminidad y por tanto, a la autoestima de la mujer. No es de extrañar que la cirugía de pecho sea en España la intervención estética más demandada y una de las más frecuentes en el mundo.

A finales del siglo XIX se empezó a utilizar implantes mamarios y durante años la cirugía estética fue haciendo un prueba-error con diferentes técnicas y materiales. Injertos de grasa, infiltraciones de parafina y otros derivados del petróleo hicieron que durante años, someterse a un aumento de pecho fuese muy arriesgado debido a las múltiples complicaciones que se presentaban después. Actualmente es común utilizar prótesis mamarias de silicona en intervenciones de aumento de pecho con muy buenos resultados y cada vez menos complicaciones.

Si estás pensando en someterte a un aumento de pecho, hay cosas que deberías tener claras. Que los falsos mitos no impidan tomar tu decisión de forma consciente y segura:

  1. Mejor redondas que anatómicas. Ni mejor ni peor. Si en el mercado existen diferentes formas es porque cada mujer es un mundo y cada cuerpo también. La decisión de la forma de las prótesis será algo consensuado entre la mujer y sus gustos y el médicocirujano quela intervendrá, que es quien tiene experiencia y sabe mejor que nadie cómo serán los resultados.
  2. La mejor cicatriz es la axilar. En absoluto, no tiene por qué. La cicatriz más natural es una que sigue las lineas del cuerpo y puede ser en zona axilar o en otra zona. Además, depende también del tipo de prótesis que se va a utilizar. Ladecisión de hacer la incisión en un lugar o en otro depende de muchos factores. Hay que analizar cada caso de manera personalizada ya que anatómicamente puede que no sea la mejor opción. Tanto si es una incisión axilar, como si es de areola o submamaria el resultado no tiene por qué variar. Actualmente las cicatrices suelen ser discretas y existen tratamientos posteriores para atenuarlas.
  3. Hay que reemplazar cada 10 años las prótesis. Este mito es de los más extendidos, pero hace mucho que eso ya no es así. Las prótesis no tienen una duración de vida concreta, puede que nunca necesites cambiarlas o que tengas que sustituirlas en 25-30 años. Depende de cada caso concreto, pero cada vez es menos frecuente la necesidad de sustituirlas.
  4. Los cambios de presión pueden producir roturas de prótesis. Cuenta la leyenda, que hace muchos años, cuando no era tan común someterse a operaciones de aumento de pecho, a Ana Obregón ‘le explotó una prótesis en un viaje en avión debido a la presión.’ Lo cierto es que actualmente es prácticamente imposible que se rompa una prótesis (si no hay contusiones o accidentes). Incluso cuando se extendió esa leyenda urbana era imposible que ocurriese por un cambio de presión.
  5. No es compatible con la lactancia. En absoluto. Para colocar una prótesis de mama no se tocas las glándulas mamarias, por lo que se puede amamantar de manera natural sin interferencias.
  6. Se queda un pecho duro, estático y poco natural. Si se toman buenas decisiones sobre la forma y volumen de la prótesis a implantar y la intervención es profesional y cuidadosa, el resultado puede ser de lo más natural a la vista y al tacto. Podría incluso pasar desapercibido que la mujer se ha sometido a un aumento de pecho.
  7. Hay una edad límite para someterse a un aumento de pecho. No es cierto. La limitación te la da el estado de salud de la mujer, si es bueno, no tiene por qué haber complicaciones. Hay que analizar cada caso y el cirujano debe hacer una evaluación integral de la mujer.

 

LA VERDAD.

La única verdad absoluta que existe en cuanto a una intervención de aumento de mama es que hay que dedicarle tiempo a saber quién te va a intervenir. Asegurarse que es un cirujano plástico colegiado, que está respaldado por sociedades científicas y que tiene experiencia en el campo de la cirugía estética. Cuando hayas encontrado a ese profesional, si tu salud es buena y la comunicación con el médico es fluida, podrás disfrutar de tu pecho deseado en solo unas semanas. El resto son cuentos, mitos y leyendas urbanas que no deben entorpecer tu decisión de mirarte al espejo y ver el cuerpo que siempre has deseado.

Si quieres acceder al currículo de la Dra. Fabiano puedes hacerlo aquí.

 

Imagen: <a href=’https://www.freepik.es/foto-gratis/doctor-de-sexo-femenino-que-elige-la-protesis-mamaria-con-su-paciente-sobre-el-fondo-blanco_1623525.htm’>Foto de Fondo creado por nensuria</a>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *